Captura de pantalla 2016-06-29 a las 11.47.43

Ilustraciones para niños

Por lo general, cuando una editorial o un autor se decide a crear un libro destinado al público más joven, opta por complementar la literatura con ilustraciones o imágenes de temática infantil. Parece obvio, puesto que de esta manera el proyecto adquiere una mayor consistencia, y supone un excelente reclamo para la mente de un niño. Sin embargo, a la hora de la elección de ese material que ilustre las fantasías, ¿Cómo saber qué tipo de ilustración elegir? ¿Dónde buscar?

Existen multitud de opciones; desde imágenes o fotografías, hasta complejos montajes de papiroflexia en varias dimensiones. Nosotros queremos romper una lanza en favor de las ilustraciones tradicionales: Ilustraciones originales, de autor, bien construidas y que refuercen el mensaje.


descargar-ilustraciones-ninos

Lo importante a la hora de buscar ilustraciones de niños

Básicamente tenemos que fijarnos en la calidad de las ilustraciones, en el mensaje que transmiten (que debe estar alineado con la temática del libro) y en su fácil compresión. Los niños aún tienen que desarrollar su capacidad de comprensión, por lo que si la ilustración es excesivamente compleja puede que no aporte nada al proyecto, o incluso que se desvíe la atención de lo verdaderamente importante.

Sin embargo, cuanto más invite la ilustración a la reflexión, mejor será. Se trata de encontrar ese punto intermedio entre lo obvio y la idea compleja. El mensaje debe ser simple, pero al mismo tiempo debe estimular.

Lo que no es importante en las ilustraciones de niños

No es importante el estilo, los colores, o la destreza del autor en reflejar fielmente la realidad. El objetivo no debe ser hacer un retrato exacto de lo que se narra en el texto, puesto que de este modo la imaginación trabaja menos. Más bien, nuestra meta debe ser la de ofrecer una vía complementaria de estimulación: Abrir una puerta imaginaria que permita a los niños continuar con la fantasía.

A pesar de ello, es recomendable que todas las ilustraciones que formen parte del proyecto, mantengan una coherencia entre ellas, para evitar descolocar o frustar al lector.

Por qué son mejores las ilustraciones que las imágenes

Las ilustraciones, por definición, siempre van a ser representaciones de la realidad, por lo que las posibilidades son infinitas. Cada persona, o cada niño en este caso, interpretará y extenderá la ilusión hasta los límites de su propia imaginación. Sin embargo, las imágenes suelen tener el efecto contrario en la mente, resultando en un menor trabajo para comprender una idea.

Además, en un mundo como el de hoy, lleno de estímulos multimedia y tecnología, la ilustración puede ser un medio para ofrecer distintos puntos de vista, aportando valores complementarios.

El vínculo “invisible” que se crea entre la imaginación del ilustrador y el niño es algo a conservar, y puede suponer la semilla de una idea más evolucionada, que resulte util en el futuro.

Por estos motivos y muchos otros más, creemos que las ilustraciones de niños aportan mucho más valor que cualquier imagen o fotografía, por muy buena que sea esta última. ¿Estáis de acuerdo?

Aquí os dejamos algo más de información, y por supuesto, las ilustraciones para niños de las que disponemos en imartgine:

Ilustraciones para niños

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *