Feminismo ilustrado: actualizando el lenguaje feminista

Extraído de El Mundo.

Se propusieron un objetivo: llevar el feminismo a las nuevas generaciones. Y lo han conseguido con el humor, la ilustración e internet como armas más potentes. Son María Murnau y Helen Sotillo, las artífices de Feminista Ilustrada, una web en la que denuncian el machismo y extienden el mensaje de la igualdad.

En sus ilustraciones, cargadas de ironía, pueden verse a mujeres llevando a hombres en brazos tras salvarlos de situaciones peligrosas o una guía de disfraces para carnaval, protagonizada por el bombero ‘sexy’ o el ‘Mister policeman’, que llevan uniformes ajustados, enseñan muslos y muestran posturas sugerentes. Provocan risa, pero precisamente esa reacción contienen la reflexión que quieren transmitir: en ellas es habitual, en ellos es ridículo, dejando en evidencia los prejuicios sexistas del propio lector.

“Yo personalmente creo que había que actualizar el lenguaje feminista. Por la web circulan muchas citas y referencias antiguas, pero falta imaginario en el movimiento feminista actual”, comenta Sotillo, que se encarga de la parte de la ilustración. María Murnau también pensaba que el feminismo debía adaptarse al lenguaje de los jóvenes para poder llegar hasta ellos: “A muchos adolescentes les hablan defemenismo y se imaginan la típica imagen en blanco y negro. No les hablan de referencias actuales y los maestros no quieren hacerlo, por eso, nosotras vinos ahí un espacio vacío y comenzamos a trabajar en él.

Tras comenzar un máster especializado en género, Murnau se dio cuenta de que había que dotar al feminismo de armas más visuales. Por eso, se alió con una ilustradora y juntas crearon Feminista Ilustrada. Más tarde, abrieron una sección llamada “conceptos” después de darse cuenta de que “muchos no entendía las palabras que se utilizan habitualmente como ‘empoderamiento'”.

La viralidad de las redes sociales hizo el resto: “Hay un ‘boom’ de ilustradoras con muchos seguidores, como Pedrita Parker o P8ladas”, comenta Sotillo:”Los jóvenes dedicamos muy poco tiempo a leer, hacemos ‘scroll’ y no nos detenemos más. Por eso, el uso de una buena imagen era esencial”.

Los temas que tocan son de lo más variados, desde los estereotipos en la publicidad al sexismo en los juguetes de los niños. Eso sí, se cuidan mucho de frivolizar con algunas cuestiones: “No tratamos temas más serios como la prostitución o la violencia de género porque nos parece fuera de lugar hacerlo con este tono”, asevera Murnau. Sus ilustraciones se vuelven virales cuando le dan forma y color areivindicaciones que aún siguen preocupando a las mujeres y los hombres, como la brecha salarial, o cuando utilizan personajes de la cultura popular como la Khaleeside Juego de Tronos.

“Nuestro primer objetivo es la gente joven y los hombres. Hay un sector de chicos jóvenes que no quieren ni oír hablar de las asambleas feministas, que es donde realmente se da mucha información. Las mujeres de 30 o 40 años ya están muy sensibilizadas con estas reivindicaciones por eso intentamos conquistar a un público nuevo”, matiza Murnau. Y de momento, lo están consiguiendo, al menos en la red.

http://www.elmundo.es/yodona/2016/03/24/56e1988be2704e17448b4615.html

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *